La Habana

La Habana es la capital de Cuba y fue fundada en 1519, con el nombre de San Cristóbal de la Habana, en el lugar que ocupa hoy su centro histórico. Posee destinos náuticos, además de una adecuada capacidad de alojamiento en sus hoteles y villas; y hacia el oeste, playas como el Salado terminan por envolver con un suave vaivén de olas.

Impacta por la diversidad arquitectónica de sus barriadas, su estatuaria, sus amplias avenidas y sus paseos.

Su pasado es La Habana Vieja, joya colonial cuyo centro histórico exhibe fortalezas inexpugnables, ciudad signada por el mar.

Podrás descubrir atractivos entornos como las Escaleras de Jaruco, donde disfrutarás de una naturaleza exuberante y de la pureza del ambiente.

A las nueve de la noche, desde la Fortaleza de palacios, iglesias y plazas representativas de los siglos XVII, XVIII y XIX, con predominio del barroco cubano, que alcanza su momento cumbre en la Catedral de La Habana. Por el grado de conservación y riqueza arquitectónica de sus edificios y monumentos, la UNESCO le confirió en 1982, el título de Patrimonio de la Humanidad.

El litoral la recorre de este a oeste dando lugar a excelentes playas. Las del este, conocidas como las playas de Santa María, disponen de todas las facilidades para la práctica de deportes San Carlos de La Cabaña, resuena en las calles de La Habana el tradicional cañonazo, explosiva señal que acelera el pulso de la noche habanera, famosa por la música salsera que se da por doquier. Como el más importante centro cultural de Cuba y una de las plazas más notables de América Latina, La Habana cuenta con un alto nivel de vida cultural representado por celebridades en las esferas de las artes plásticas, la música, el teatro y la danza, esta última presidida por el Ballet Nacional de Cuba.

La Habana te recibe con la prestancia de siempre.Ven a recorrerla.

Fortaleza del Morro

El italiano Bautista Antonelli fue el arquitecto que tuvo a su cargo la construcción de los sistemas defensivos de La Habana entre ellos, el Castillo de Los Tres Reyes del Morro, ubicado al este de la entrada del puerto habanero. La fortaleza del Morro, es un polígono irregular que se ajusta a la forma del risco en que está enclavado. Hoy, unido a la fortaleza de la Cabaña, forma parte de un complejo turístico con variadas opciones.

Paseo del Malecón
Nace en el Puerto de La Habana y muere en la desembocadura del río Almendares. Es uno de los sitios más concurridos de la ciudad, sobre todo por las festividades que a todo lo largo del litoral habanero se desarrollan eventualmente.

La Cabaña
San Carlos de la Cabaña, denominada así en honor al rey Carlos III, fue levantada al oeste del canal de entrada al puerto habanero, para proteger el punto más estratégico y vulnerable de la ciudad, el mismo por donde se había producido la invasión inglesa. Está considerada la más formidable de las fortalezas construidas por los españoles en el Nuevo Mundo. Desde el punto de vista arquitectónico resalta también por su puerta exterior y el frente de la capilla, que se le atribuyen al maestro Pedro de Medina.

Plaza de la Catedral
Hacia 1748 los padres jesuitas iniciaron su construcción, que queda trunca en 1767 al ser expulsada la orden por decreto español. Sólo diez años después se continuó la obra por orden de las autoridades eclesiásticas, que ya en 1788 la elevaron al rango de Catedral. Constituye un ejemplar del estilo barroco en Cuba, que se muestra a partir de la concavidad del muro de la fachada, y de las columnas dispuestas siguiendo la curva del paramento.

Plaza de Armas
Al ser elegido el puerto de Carenas como tercer y último emplazamiento de San Cristóbal de La Habana, se imponía la elección de un espacio que funcionara como plaza, y que asumiera en su entorno las primeras edificaciones. Está rodeada de hermosos palacios coloniales. La Plaza de Armas es un cuadrilátero de irregulares dimensiones, salpicada de árboles, fuentes, bancos de piedra y farolas. En su centro sobresale una estatua de Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de nuestras guerras independentistas.

Calles, palacios y conventos del Centro Histórico
Las calles habaneras cuentan con una rica historia. Desde su fundación en 1519 por el adelantado Don Diego Velázquez, hasta ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982, las han recorrido hechos y personalidades. Una de sus mayores distinciones son las innumerables construcciones al estilo colonial, muy bien conservadas, erigidas entre los siglos XVI y XIX. Hoy muchas de estas edificaciones se han convertido en museos que atesoran parte de nuestra historia.

Plaza de la Revolución
Construida en la década del cincuenta como Plaza Cívica, cambió su nombre después del triunfo revolucionario de 1959, a partir de convertirse en el lugar de las grandes concentraciones populares de apoyo a la Revolución, y haber sido escenario de trascendentales acontecimientos, de ahí su acentuada historicidad. Presidida por el Memorial Jose Martí, tras este se encuentra el Palacio de la Revolución, sede de los Consejos de Estado, de Ministros y del Comité Central del PCC.

La rodean los edificios de la Biblioteca Nacional José Martí, del Ministerio del Interior y del Teatro Nacional de Cuba. Colindantes, se destacan, el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio de Comunicaciones, la Terminal de Ómnibus Interprovinciales, la sala Ramón Fonst y el Ministerio de Comunicaciones.

Playas de Santa María del Mar
Son las más famosas de La Habana. Ubicadas hacia el este, estas siete playas (Bacuranao, Mégano, Boca Ciega, Santa María, Guanabo, Jibacoa y Trópico o Arroyo Bermejo), son las preferidas de habaneros y turistas, por su belleza y calidad. Cuenta con facilidades de alojamiento y para la práctica de los más variados deportes náuticos, desde hoteles, aparthoteles y villas.

En estas playas se organizan además divertidas actividades de animación y hay oferta permanente de paseos giras y excursiones a otros polos turísticos de Cuba.

Playa El Salado
Situada al oeste de La Habana, a 25 minutos por la Carretera Panamericana, ofrece una atmósfera serena para la práctica de deportes naúticos.

Parque Lenin
Abarca un área de 6 km². Ofrece variadas opciones gastronómicas, recreativas y culturales, entre las que se destacan el restaurante Las Ruinas, el anfiteatro natural, la galería Amelia Peláez, el área de rodeo y el gran parque de diversiones.

Jardín Botánico
Se encuentra muy cerca del Parque Lenin y también dispone de 6 km² de superficie. Aquí se muestran los más bellos exponentes de la flora de América, Asia, África y Oceanía. Entre sus mayores atractivos muestra una colección de orquídeas que supera las 500 y más de mil ejemplares de cactus.

Escaleras de Jaruco
Se ubica al este de la provincia de La Habana, entre elevaciones que forman terrazas con rocas cársicas y paisajes llanos.

En ella existen numerosas cuevas, como la de Aguirre, y pueden observarse tanto aves migratorias como endémicas.

Toda cultura
En la capital del país se evidencia una inagotable riqueza cultural. Múltiples museos atesoran los más importantes acontecimientos de la ciudad, famosos teatros han servido de escenario a las más célebres personalidades tanto del país como extranjeras. Entre ellos se distingue el Gran Teatro de La Habana, majestuosa edificación que sirve de sede al Ballet Nacional de Cuba, la más importante compañía de su tipo en el país. Este cuerpo danzario está presidido por la Primerísima Bailarina Alicia Alonso, una leyenda viva de la danza contemporánea, gestora junto con Fernando y Alberto Alonso de los logros de la Escuela Cubana de Ballet.

Muchos festejos se suceden en esta ciudad, uno de los más importantes lo constituyen los Carnavales. Estos se celebran a principios de año en el Paseo del Prado. En estas fiestas la mayoría de los barrios de la ciudad cuenta con sus comparsas representativas, las cuales se distinguen por su intenso colorido y movimiento escénico.

Las noches habaneras se colman de música. Llamativos espectáculos se ofrecen en cabarets, centros nocturnos y discotecas. Entre ellos se distingue Tropicana, el cabaret cubano más reconocido internacionalmente.
Los amantes del deporte podrán disfrutar de más de un partido de béisbol, voleibol; o del atletismo, por sólo citar algunos. Para ejercitar tus músculos, puedes visitar cualquiera de los centros deportivos con que cuenta la ciudad, en especial el Complejo Deportivo Panamericano.

Muchos eventos como ferias, congresos científicos y convenciones se efectúan en la capital. La sede por excelencia de estos es el prestigioso Palacio de Convenciones, uno de los más funcionales de su tipo en el mundo. Otros lugares como el pabellón de exposiciones Pabexpo, y Expocuba, el mayor recinto ferial del país, también son plazas importantes de eventos.

En La Habana tendrás oportunidad de aprovechar el tiempo al máximo. Por cada calle que recorras, teatro o museo que visites, podrás encontrar la mano amiga del habanero que te ofrece lo mejor de su cultura.

Acerca de Roberto A. Paneque Fonseca

Periodista cubano. Cuban journalist.
Esta entrada fue publicada en Ciudades, Español. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .