Pinar del Río

Soroa es famosa por su salto de agua que se precipita desde 22m de altura y su orquideario: el más completo y antiguo de Cuba, con más de 700 variedades, de ellas 250 cubanas.

Esta provincia posee además, la mayor zona lacustre de la isla donde se conservan la vegetación y la fauna originales, y el mayor sistema de galerías subterráneas de Cuba y uno de los mayores de América Latina.

Ubicado en la costa sur, insertado en uno de los más grandes parques forestales de Cuba, se encuentra el Centro Internacional de Buceo María la Gorda.

Pinar del Río es la más occidental de las provincias de Cuba. Su variada geografía, en la que alternan valles y montañas, hace de esta espectacular región un lugar ideal para los que aman la naturaleza.

Su relieve está caracterizado por los mogotes de la Sierra de los Organos, que no se aprecian en ninguna otra región de Cuba y apenas en el mundo, alternados con el Valle de Viñales de belleza sin precedentes; y la Sierra del Rosario, Reserva Mundial de la Biosfera, donde se encuentra el Pan de Guajaibón, punto culminante de todo el occidente del país.

Los pliegues de las montañas han formado los llamados “hoyos”, pequeños espacios de tierra muy fértil donde se cosecha el tabaco negro más prestigioso a escala mundial.

Este lugar, considerado una de las mejores zonas de buceo de la isla, posee playa de aguas claras, tranquilas y maravillosos fondos submarinos. Por si fuera poco, historias y leyendas de corsarios y piratas se dan la mano en estos parajes considerados entre los mejores sitios de buceo en la isla.
Con un encanto singular, Pinar del Río, la ciudad capital, muestra su rasgo arquitectónico más peculiar en portales y columnas, por lo que la llaman “la ciudad de los portales”.
Aquí las fiestas campesinas (guateques) son todo un acontecimiento, y una buena oportunidad para disfrutar entre gente hospitalaria y risueña de nuestra música tradicional, y al mismo tiempo complacerse con el acostumbrado puerco asado en púa y otros platos y bebidas criollas.

María la Gorda
Esta playa se encuentra en una ensenada de la Bahía de Corrientes, exactamente en la Península de Guanahacabibes. Tiene 8 km de extensión y cuenta con un centro internacional de buceo y varios sitios de inmersión.
Se cuenta que en tiempos de la piratería una banda proveniente de Venezuela llegó a la zona. Los hombres llevaban consigo como rehén a una hermosa y regordeta joven llamada María.

Pasó el tiempo, los piratas no regresaron más y la muchacha quedó sola a su suerte. Dice la leyenda que para sobrevivir vendía su cuerpo al ritmo de espectáculos rituales o comercializaba el agua potable de la zona. Lo cierto es que desde aquel entonces se habla con certeza de las cristalinas aguas de la playa María la Gorda.

Cayo Levisa
Este cayo se encuentra en el grupo insular de Los Colorados. Se extiende a lo largo de 225 km de la costa norte y se distingue, especialmente, por su amplia barrera de arrecifes y la virginidad de sus playas. En las inmediaciones del cayo se observa una de las barreras coralinas mayores de Cuba, en la que sobresale el coral negro.

Valle de Viñales
Forma parte de la Sierra de los Órganos en la Cordillera de Guaniguanico y es el más destacado exponente del conjunto de valles cársicos existentes en el país. Muestra el más auténtico paisaje de mogotes, por lo que se considera uno de los lugares más atractivos.

Sierra del Rosario
Conforma el extremo oriental de la Cordillera de Guaniguanico. El Pan de Guajaibón es el punto culminante de la Sierra y del Occidente del país. Unas 25 mil hectáreas de esta serranía se encuentran bajo la categoría de Reserva Mundial de Biosfera. Su vegetación es compacta y clasificada como bosque tropical. Sobresalen entre las especies animales que allí habitan aves como el tocororo, la cartacuba y el ruiseñor cubano (Myiadestes elisabeth) . De gran interés resulta para los zoólogos y los amantes de la naturaleza el lagarto de agua, una especie endémica local.

Península de Guanahacabibes
Es el parque forestal más grande de Cuba que la presencia del hombre no ha alterado. Ostenta la condición de Reserva Mundial de la Biosfera. Lo conforman un inmenso bosque poblado por especies autóctonas y animales endémicos o en peligro de extinción. Por considerarse Área Protegida no se permite la caza, ni cualquier otro tipo de alteración ambiental.

Soroa
La imagen que sobre este sitio se tiene, es justamente la de su famoso salto de agua. El río corre entre las montañas hasta deslizarse y caer a través de un desfiladero rocoso. Es de gran belleza ver interactuar el agua con la luz solar hasta descomponerse y formar así un bello arco iris en la cascada. Esta escena al natural le ha dado el sobrenombre a Soroa de: “Arco iris de Cuba”.
Otro de sus atractivos lo constituye su orquideario donde se exhiben abundantes especies de esta delicada flor.

Parque Nacional La Güira
Este sitio asombra por la originalidad de sus rústicas cabañas, edificadas entre las ramas de los árboles.

Cueva del Indio
Enclavada en los Mogotes de Viñales, permite el paseo en bote para admirar cuánto ha labrado la naturaleza a través de los siglos.

Gran Caverna de Santo Tomás
Está considerado el más grande sistema de galerías subterráneas de América Latina. Las cuevas o galerías que forman la red subterránea aparecen superpuestas, sumando hasta cinco pisos de cavernas intercomunicadas. El piso inferior está formado por el cauce del río Santo Tomás y sus afluentes. Sobre este se encuentra la Cueva del Salón, de notable belleza, donde en el siglo pasado los campesinos celebraban sus fiestas y bailes.

Ciudad de los Portales
Esta ciudad muestra un peculiar estilo arquitectónico. Se distingue por la abundancia de portales y columnas. Son muy significativos los trabajos de herrería en las barandas de los portales y el empleo de la teja criolla en los techos de las casas.

Teatro Milanés
En el centro de la ciudad se ubica esta construcción de estilo ecléctico. Resalta la cuidadosa conservación de sus elementos arquitectónicos y decorativos. El Milanés es la más antigua institución teatral de la provincia y ha sido escenario de memorables funciones de danza, teatro y ballet.

Fábrica de Tabacos
Es Pinar del Río la tierra del mejor tabaco del mundo, por lo que una de las opciones de esta provincia es precisamente visitar las fábricas del producto. Aquí se puede apreciar las habilidades de los torcedores que convierten en puros la aromática hoja y al mismo tiempo comprobar la absoluta garantía de su calidad.

Manantial de tradiciones
Pinar del Río, la más occidental de las provincias cubanas, es rica en tradiciones campesinas. Aquí, como en ningún otro lugar del país, estos festejos (guateques) son un verdadero acontecimiento. En ellos podrás disfrutar especialmente del punto libre, una variante melódica del punto güajiro, típico de la tierra pinareña. Mientras disfrutas de estos cantares, podrás deleitarte con el sabroso sabor del puerco (cerdo) asado, acompañado de otras bebidas criollas, especialmente de la Guayabita del Pinar. Este licor es típico de Pinar del Río y es un regalo, auténticamente cubano, al paladar.

La riqueza de Pinar del Río no sólo se encuentra en sus áreas campestres, también en la ciudad harás importantes hallazgos, uno de ellos será sus fábricas de tabacos. En ellas podrás admirar la habilidad de los torcedores de este preciado producto, quienes convierten en puros la aromática hoja.

Conocerás a uno de los personajes más genuinos de nuestra cultura, el lector de tabaquería, el hombre que mientras se procesa el tabaco, recrea con su lectura, pasajes históricos del país, anécdotas o simplemente informa a los trabajadores de las noticias más recientes y de interés social. Este personaje, desde el siglo pasado, ha quedado muy ligado a acontecimientos relevantes de la historia nacional.

También en la ciudad se ubica el Teatro Milanés, antigua institución teatral de la provincia y escenario de importantes funciones. Hay nombres, para beneplácito de los pinareños, que por siempre están ligados a ellos. En Pinar del Rio nacieron Pedro Junco, autor de Nosotros, uno de los boleros más conocidos del mundo; Pedro Pablo Oliva, connotado pintor, y Omar Linares, más conocido como “El Niño Linares”, pelotero de gran prestigio dentro y fuera de la isla. El carácter jovial y amistoso del pinareño es reconocido por sus visitantes.

Acerca de Roberto A. Paneque Fonseca

Periodista cubano. Cuban journalist.
Esta entrada fue publicada en Ciudades, Español. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .