¿A DÓNDE VAN A PARAR LOS DECOMISOS DE LA ADUANA?

¿A DÓNDE VAN A PARAR LOS DECOMISOS DE LA ADUANA?

A raíz de un vídeo que alguien compartió de una señora china vaciando el contenido de varias botellas de licor en una papelera de una aduana de un aeropuerto extranjero, han surgido muchos comentarios chistosos, sensatos y tendenciosos, en torno a los decomisos en la Aduana de Cuba.

En este sentido deseo expresar que he indagado al respecto muchas veces y puedo decirles que los decomisos que la Aduana aplica a los pasajeros y destinatarios de envíos no se quedan en la Aduana ni mucho menos son repartidos entre los funcionarios y jefe de la Aduana, con varias personas de este grupo han escrito irresponsablemente, lo cual indica un desconocimiento o el marcado interés de desprestigiar a la Aduana General de la República de Cuba (AGR).

Para que sepan el destino de estas mercancías debo afirmarles rotundamente que los productos y bienes decomisados son sometidos a un control estricto por parte de la Aduana, donde se registran uno a uno, se clasifican y se inventarían.

Posteriormente, estos productos clasificados en los almacenes de decomisos que de la Aduana son organizados para entregarlos a los diferentes organismos competentes, según la categoría del producto: Ministerio del Comercio Interior (MINCIN), Ministerio de Informatica y Comunicaciones (MINCOM), Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y otros.

Alguien dijo ayer mismo que había visto cómo era llenado un camión de cosas para tirarla no sé donde. Pues eso no funciona a la bartola, pues estás entregas se efectúan mediante un tremendo papeleo y estos organismos lo trasladan hacia sus almacenes centrales, donde finaliza el control de la Aduana General de la República de Cuba.

Ahora bien, lo que suceda de ahí en adelante tandría yo que investigarlo, pues como son varios organismos, desconozco la distribución exacta que se les da, aunque obviamente tengo algunas ideas de haber visto casos en estos últimos 30 años.

Lo que sí quiero que no sigan diciendo es que los aduaneros luego se reparten los productos y se los llevan del aeropuerto para sus casas, porque eso es una difamación grosera y asquerosa.

La Aduana no se queda con nada de lo decomisado. Si un aduanero se roba algo, como alguien ha dejado caer (como siempre sin pruebas) es harina de otro costal, pues los aduaneros, el personal de inmigración y del aeropuerto, para entrar y salir a la zona de la Aduana tienen que pasar por los mismos controles de un pasajero, y se les realizan controles en un scanner, idéntico al que vemos cuando pasamos inmigración.

Los aduaneros cubanos, como millones de trabajadores en Cuba, reciben un artículo de valor al año consistente en equipos y muebles principalmente, igual que los oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR) y del Ministerio del Interior (MININT); pero esos artículos los compra la Aduana en el exterior de Cuba a empresas de Comercio Exterior y otra a entidades nacionales, generalmente se demoran meses por el tema de la lentitud en las importaciones de las empresas.
en diciembre 06, 2017

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Acerca de Roberto A. Paneque Fonseca

Periodista cubano. Cuban journalist.
Esta entrada fue publicada en Aduanas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .