Sobre Pinar del Río


Geografía
Pinar del Río es la más occidental de las provincias cubanas; las aguas del Golfo de México la bañan por el norte, por el sur el cálido Mar Caribe, el Estrecho de Yucatán la separa del continente, en tanto que hacia el este, limita con la provincia de Artemisa.

Su temperatura; es de aproximadamente 25.3 °C, su extensión superficial es de 8 884,51 km² y el Huso Horario en Pinar del Río es UTC-05:00.

El relieve de Pinar del Río descrito desde su centro, está accidentado por la Sierra de los Órganos y el extremo este lo constituye, la Sierra del Rosario con alturas superiores a los 600 metros, ambas conforman la Cordillera de Guaniguanico, con una alineación suroeste-noroeste. Allí se localiza la Loma de Seboruco que con 671 metros es la altura máxima de la provincia. Predominan los suelos hidromórficos en las zonas costeras bajas, en el resto del territorio se combinan los ferralíticos, pardos y los poco evolucionados, ofreciendo una tonalidad agradable rojizo arenosa.

La hidrografía de Pinar del Río se caracteriza por ríos de poca longitud y caudal, como el Cuyaguateje con 112 Km de largo y 723 Km² de área. El mismo nace en las Alturas de Pizarras del Sur en la cordillera de Guaniguanico y desemboca en la Ensenada de Cortés. Se encuentran también los ríos Hondo, Ajiconal y San Diego; existe un gran número de lagunas, entre las que se destacan Santa María, El Pesquero, Alcatraz Grande y Algodonal; los embalses principales son El Salto, La Paila y Pedernales.

Existe, hacia la parte centro-oriental, una doble cadena mogótica en cuyo centro se encuentran alturas areno-arcillosas (Alturas de Pizarras). Toda el área está rodeada por cadenas lineales de estas alturas, lo que permite determinar el verdadero límite del Parque Nacional Viñales (como Unidad Geográfica). El relieve de la región que ocupa el Parque Nacional Viñales se ha clasificado como de montañas bajas kárstico-denudativas del tipo estructuro-karstificadas, en las que se destacan como formas orográficas particulares los mogotes en cadenas mogóticas, poljas y dolinas tanto marginales o de contacto como interiores, extensos campos de lapiaz en sus más variadas dimensiones y morfologías, y un amplio medio kárstico subterráneo representado por más de 130 Km. de galerías subterráneas en varios niveles de cavernamiento de los Sistemas Cavernarios Palmarito-Novillo, Gran Caverna de Santo Tomás y Constantino-La Aguada entre otros.

Naturaleza
Adentrarse en la naturaleza de Pinar del Río es realizar el sueño de penetrar en las más abruptas elevaciones de la Cordillera de Guaniguanico, apreciar especies animales y vegetales de alto endemismo, penetrar en una de las mayores espeluncas de Cuba, la Gran Caverna de Santo Tomás, visitar los cayos Levisa y Jutía, hermosas playas con fondos marinos envidiables para el buceo.

Cámara en mano, el viajero descubre sorprendentes paisajes a través del senderismo, las cabalgatas y el espeleoturismo. No se requiere una gran imaginación para quedar virtualmente fascinado por los encantos de Viñales. Por tratarse de una naturaleza excepcional, protegida y enriquecida por el trabajo y la dedicación del hombre, la UNESCO le otorgó en 1999 la condición de Paisaje Cultural de la Humanidad. En su Parque Nacional, el visitante disfruta de los atributos, tradiciones, música y la esencia campestre de su gente. Las opciones más recomendadas son: la excursión a la Gran Caverna de Santo Tomás, considerada la mayor de Cuba y la segunda en América Latina, ubicada a 16 Km del poblado de Viñales, la Cueva del Indio, para navegar por el subsuelo en bote, observando un singular espectáculo cavernario, la Finca agro turística San Vicente, con gran diversidad ornitológica y un sendero para la observación de aves, los baños minero medicinales de San Vicente, vigentes desde su descubrimiento en 1838, el Mural de la Prehistoria, una de las pinturas murales más grandes de Cuba, creada sobre la pared de un mogote y el canopy tour, aventura en tirolesa para vibrar de tanta adrenalina saltando sobre la copa de los altos pinos, en la Loma del Fortín, a sólo 4,5 Km de Viñales.

Pinar del Río cuenta con el privilegio de invitar al visitante a recorrer la Ruta del Tabaco: de la vega a la fabricación del auténtico puro de Vueltabajo, hecho 100 % con la capa y la tripa de esta región, para fumarlo luego de degustar el aromático licor Guayabita del Pinar.

En este panorama natural, se destaca la Península de Guanahacabibes, tipificada como una Reserva de la Biosfera de excepcionales valores naturales, escenario seguro para la reproducción de tres tipos de tortugas marinas -tortuga verde, caguama, y carey- que escogen las costas de la península para anidar, llamado hoy a su extrema protección, por ser especies en peligro de extinción. Esta zona posee una de las playas con mejores fondos marinos de toda Cuba, María la Gorda, donde se ubica el Centro Internacional de Buceo.

Rica por su patrimonio natural, histórico y cultural, la provincia es sitio singular para desarrollar un turismo sostenible y especializado de naturaleza, destacándose el senderismo, la cabalgata, el espeleoturismo, la observación de flora, fauna y en especial la observación de aves. Es el lugar indicado para admirar los caprichos de la naturaleza e interactuar con un poblador hospitalario, compartiendo con él, un exquisito puro y unas copas de Guayabita del Pinar, embriagado en arraigada e interesante historia.

ALGUNOS VALORES EXCLUSIVOS:
Una de las seis (6) Reservas de la Biosfera declaradas por la UNESCO existentes en Cuba: Guanahacabibes (declarada en el año 1987).
Tres (3) Parques Nacionales: Guanahacabibes, Cayos de San Felipe y Viñales. Cuenta con el único Monumento Nacional vivo: Microcyca calocoma (Planta fósil viviente, proveniente del período Jurásico).

Clima
Pinar del Río tiene un clima tropical. Su temperatura media anual es de 24,9 ° C, con una humedad relativa del 80%. El mes más caluroso del año es julio, con un promedio de 27.5 ° C y febrero es el mes más frío, con 21.8 ° C. En un año, la precipitación promedio puede alcanzar los 1353 mm. En comparación con el invierno, los veranos tienen mucha más lluvia.

Sociedad
La población total en la provincia asciende a 589 021 habitantes y la lengua oficial es el Español. De acuerdo a la Ley aprobada por la Asamblea Nacional de Cuba el 1 de agosto de 2010 que modificó la División Político Administrativa de Cuba, surgen las nuevas provincias de Artemisa y Mayabeque

Importantes elementos forman parte del caudal de atractivos de la región: población con elevado nivel cultural y educacional,altos índices de salud, reconocido prestigio en el deporte y la cultura, profesionales con alta representatividad y gran nivel científico, clima social seguro y voluntad de conservación del medio ambiente.

Sistema de Salud en Pinar del Río
Pinar del Río, integrada al Sistema Nacional de Salud hace extensivo el derecho a la salud gratuita en toda su geografía. Una estructura conformada por policlínicos, grupos de consultorios de la familia y hospitales garantiza y dan cobertura al tratamiento y profilaxis de enfermedades para personas de todas las edades, razas y géneros. Un sinnúmero de logros cuentan los profesionales de esta rama, decisiva en la sociedad.

La Educación en Pinar del Río
La provincia se privilegia al contar con instituciones como la Universidad “Hermanos Saíz Montes de Oca”, fundada el 20 de agosto de 1972, que suma hoy, un alto número de graduados, condición esta que la sitúa dentro de los centros universitarios más grandes y prestigiosos de todo el país. Asimismo, en el año 1976 se inicia el Instituto Superior Pedagógico Rafael María de Mendive y la Escuela Vocacional de Arte Raúl Sánchez (Música-Ballet-Danza). Se integra además, el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas IPVCE Federico Engels, inaugurado el 27 de enero de 1978.

De esta maravilla natural que es Pinar del Río no han escapado los sabios, Tranquilino Sandalio de Noda, Carlos de la Torre, Armando Urquiola, Enrique Alonso y Juan Gallardo. El pueblo vive orgulloso de sus grandes pedagogos, entre los que destacan figuras como Pedro García Valdés y Leandro González Alcorta.

Cultura
Los atractivos culturales de la ciudad también forman parte de la agenda temática del que pretenda conocer de lleno Pinar del Río, cuyo encanto se puede descubrir andando sus calles, admirando su arquitectura peculiar, representada en edificios emblemáticos como el Teatro Milanés, Museo de Historia Natural (Palacio Guash), Museo Provincial de Historia, el Palacio de los Matrimonios, el Hotel Vueltabajo, entre otros que forman parte de su patrimonio tangible.

La provincia atesora también instituciones, proyectos y grupos artísticos de diferentes manifestaciones que ayudan a consolidar una cultura más integral. Dentro de ellas figuran la Casa de Cultura Pedro Junco y la Galería de Arte Arturo Regueiro. Eventos como el Festival de la cultura pinareña “Nosotros” celebrado en el mes de Noviembre, que para este año arriba a su tercera edición, llenan de alegría e identidad las calles de Vueltabajo.

Deporte
El equipo de béisbol de la más occidental se ubica entre los primeros puestos en los campeonatos de pelota en los que intervienen otros territorios, en vísperas de sacar al mejor equipo; figuras como Rogelio García, Luis Giraldo Casanova, Pedro Luis Lazo, y Omar Linares, Juan Castro, Omar Ajete, Faustino Corrales, Alfonso Urquiola, Giraldo González, entre muchos otros de excelente calidad son las estrellas de esta provincia. La escuela formadora de deportistas (EIDE), acoge estudiantes desde tempranas edades para su formación en distintos tipos de deportes, sirviendo de cantera y fuente de talentos. El Estadio Capitán San Luis, inaugurado en 1969, con un juego entre los equipos de Pinar del Río y La Habana. Fue sede de los equipos Vegueros y Forestales en las décadas de los años 1970, 1980 y 1990. Fue también Home Club de los equipos Occidentales y Pinar del Río de las Series Selectivas y continúa siendo sede en Series Nacionales e Internacionales. Tiene una capacidad de 9534 espectadores.

Economía de Pinar del Río
La economía de Pinar del Río ha estado siempre avalada por la posesión de las tierras que regalan el mejor tabaco del mundo, de donde provienen la mayor cantidad de capas exportables para la fabricación de Habanos que ostentan reconocidas marcas de calidad y poseen gran demanda nacional e internacional.

El territorio cuenta además con otros renglones económicos entre los que se encuentran: la pesca con importantes localidades pesqueras, una en La Coloma, Puerto Esperanza, Dimas, Arroyo y otra en Cortés, así como la producción de alimentos, la rama agropecuaria y forestal.

Es importante destacar el crecimiento notable que ha tenido el turismo en la provincia, destinado a ser, en un futuro uno de los renglones fundamentales de la economía y del país en general.

Infancia
Cuba ha establecido una red de servicios locales para la primera infancia que interactúan con los niños y sus familias, y son responsables de crear las mejores condiciones para su desarrollo. En Pinar del Río, gracias a este sistema, se ha logrado el acceso universal a la educación preescolar de calidad a través de modalidades institucionales y no institucionales, la atención de la salud materno infantil universal y la creación de entornos que protegen al niño.

La provincia ha priorizado la realización del derecho de cada niño al disfrute del más alto nivel posible de salud y de vida. Se promueve una cultura de responsabilidad compartida en relación con el desarrollo infantil en torno a todas las organizaciones.

Religión
Durante la República mediatizada, con una mayoría de sacerdotes españoles, y de monjas también de la Península, la Iglesia en Cuba constaba de 2 archidiócesis, La Habana y Santiago de Cuba y 4 diócesis. Una de las primeras en ser inaugurada fue la diócesis de Pinar del Río, el 20 febrero de 1903.

La Catedral de San Rosendo, muestra de arquitectura eclesiástica, se fundó como iglesia el 23 de marzo de 1883 y como catedral en 1903. Presidida en su interior por el Santo Patrono de Pinar del Río, “San Rosendo”; en la fecha de su deceso celebra, en su honor, la fiesta patronal

Entre las religiones que predominan en la región están: la Yoruba, conocida también como Santería o Regla de Osha-Ifa conocedora de los Orishas del panteón Yoruba como Olofin, Orunmila, Eshu, Elegguá, Oggún, Oshosi, Osun, Obbatalá, Yemayá, Shangó, Oshún, Oyá, Aggayú, Babalu Ayé y Olokun; la Adventista que profesa la Biblia como la única fuente de sus creencias, norma de fe y práctica de los cristianos, los Testigos de Jehová, una organización religiosa que promueve y practica una religión entendida como una restauración del modo de vida e ideas originales de los primeros cristianos del siglo I, sustentando sus creencias en la Biblia, usando para ello preferentemente la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, y la Pentecostal, fundamentada en la doctrina o trilogía entre Dios-Jesús Cristo y el Espíritu Santo.

Historia
La primera vez que la historia menciona una región del Occidente cubano –Guaniguanico- fue en fecha tan lejana como 1510. En esas memorias se señalaba el carácter hospitalario y generoso de los caciques, que recibían los expedicionarios sobrevivientes de naufragios durante la Conquista de Centroamérica. Desde entonces, y aun cuando quedó extinguida la presencia de los indios en estas tierras, Pinar del Río se muestra, a los ojos del visitante, solidaria, y altruista.

Su población, de 592 851 habitantes, da la bienvenida a una región que siempre sorprende y que muestra sus mejores atractivos de un extremo a otro.

Los habitantes originales de Pinar del Río arribaron a sus costas hace 3500 años antes del presente; Guanahatabey y Siboneyes fueron representantes de los pre-agro alfareros cubanos. A la llegada de Cristóbal Colón el actual Vueltabajo estaba dividido en tres cacicazgos: Guanahacabibes, Guaniguanico y Marien. Los recién llegados europeos tradujeron esta división original, en provincias indias.

Desde 1514, con la conquista del extremo occidental de Cuba por Pánfilo de Narváez, comienza el conocimiento europeo del espacio de la actual provincia de Pinar del Río. Diego Velázquez fundó en la desembocadura del río Cuyaguateje, la hacienda Guaniguanico, la cual sirvió de abastecimiento, junto a la primera Habana (sur), a las naves que dirigían su proa a la conquista de América.

El desarrollo ganadero, con la ocupación del espacio en hatos y corrales fue el protagonista económico de los siglos XVI y XVII vueltabajero. Desde finales de este último siglo, comienza la penetración de la vega e inicia la transformación de la economía natural hacia la economía mercantil. En 1600 se funda el Curato de Guane, punto de despegue del desarrollo ulterior del territorio.

En el año 1774, con la creación de las jurisdicciones en Cuba, comienzan un conjunto de divisiones territoriales y administrativas que conforman el territorio de la Vueltabajo (oeste de La Habana), surge así la jurisdicción de Filipina, en honor a su fundador el Gobernador General de la Isla Felipe de Fondesvíela, Marqués de la Torre; este territorio comprendían los espacios que se extienden desde la ribera oeste del río Los Palacios por el sur y el Pan de Guajaibón por el norte, hasta el extremo occidental del Cabo de San Antonio.

El 6 de agosto de 1863 se solicita a los reyes de España el título de ciudad, concediéndolo por Real Orden el 10 de septiembre de 1867.

Desde el período colonial, estas fronteras artificiales, marcan un espacio donde gracias a las excelentes tierras, el clima, la calidad de sus aguas, la constancia y el amor del veguero, junto a su familia, se han convertido en la tierra de la mejor hoja el tabaco del mundo, desde entonces, este producto caracteriza la economía de Pinar del Río.

Cultura

Música
Pinar del Río es fuente inagotable de la que han brotado talentosos compositores, como Pedro Junco, Miguelito Cuní, Enrique Jorrín y Polo Montañés; así también el repentismo tiene en Celestino García, Benito El Viñalero y Lorenzo Suárez sus más altos estandartes.

La música pinareña se viste de gala al mencionar el Conjunto Cucalambeano. En las fiestas de tradiciones, canturías en casa de amigos y familiares, jornadas culturales comunitarias, y peñas campesinas, este grupo toca y canta bellas tonadas, punto libre, son montuno, sones y guarachas. Su música se caracterizó por un sabor cubano puramente tradicional y campesino. Se distinguió además por la fusión del laúd y la armónica, logrando una novedosa sonoridad.

Otro de los grandes músicos de Pinar del Río, Enrique Jorrín, músico por excelencia, se consagró al crear el ritmo Cha-cha-chá en la década de los 50 del pasado siglo XX; creó piezas como La engañadora, Silver Star, Cógele bien el compás, El túnel y Nada para ti, entre otras. Fue fundador de la orquesta que lleva su nombre.

Miguelito Cuní fue otra de las inolvidables voces emblemáticas del son cubano en las décadas de 1940 y de 1960. Algunas de las melodías que alcanzaron popularidad en su voz fueron Con maña se rompe, No hay amor sin caridad, Viejo Socarrón, Nos estamos alejando, Canallón, Quimbombó, Yo sí como candela, Ay qué Canuto, Ya tú ves campeón, Cuento na’ ma, Mi son, mi son, mi son, Alto Songo, Canto al monte, El carbonero, entre otras, la gran mayoría grabadas con el conjunto Chappottín y sus Estrellas, grupo con el que logró gran proyección y en el que cantó hasta su muerte.

Pedro Buenaventura Jesús del Junco-Redondas, más conocido como Pedro Junco Jr. compuso muchos boleros tales como: “Estoy Triste”, “Soy Como Soy”, “Me lo Dijo el Mar”, “Quisiera”, “Tus Ojos” y su canción más famosa, el clásico “Nosotros”. Desde ese entonces, “Nosotros” ha sido cantada por más de 400 artistas tales como Sara Montiel, Plácido Domingo y Luis Miguel.

Fernando Borrego Linares, más conocido como Polo Montañés, sonero cubano, guajiro natural, componía con una mezcla de géneros, tomando de referencia los ritmos que iba conociendo, así fue formando un estilo propio con temas sobre sucesos personales o ajenos impregnados de elementos campesinos: La yunta de buey, el olor del carbón, el aroma del batey.

Más cercanos a la época actual se reconoce al popular cantante Mario Enrique Rivera (Mayito), carismático y defensor de la música tradicional cubana. Con una potente voz, posibilidades de improvisación y versatilidad puede tocar diversos instrumentos como el bajo, la guitarra, el piano, la trompeta y los de percusión.

Cine
Integrada por unos 80 niños de varios territorios pinareños, se constituyó la red infantil de cine y televisión comunitaria de Pinar del Río. Esta iniciativa parte de la experiencia acumulada por el proyecto Cámara Chica, fundado en el consejo popular de La Conchita hace dos años y medio, y cuenta con el apoyo de los Ministerios de Educación y de Cultura, y la Dirección Provincial de Cine, entre otras instituciones.

El objetivo es familiarizar a los pequeños con todas las etapas de la realización audiovisual, para que puedan producir sus propios materiales, a partir de las tradiciones y la historia de sus comunidades.

Literatura
La Literatura de Pinar del Río, Cuba cuenta con escritores de la valía de Cirilo Villaverde, iniciador de la novelística en Cuba, con su obra cumbre de la narrativa del siglo XIX, Cecilia Valdés.

Otros como José Victoriano Betancourt, José A. Baragaño y Nersys Felipe quienes han desbordados páginas de amor al terruño. Orgullo que atesora la provincia, lo constituye el patrimonio literario y espiritual de quien fuera premio Miguel de Cervantes y Saavedra, Dulce María Loynaz. Poetas y escritores como Agustín Acosta y Dora Alonso, quien escribiera en su famoso poema Testamento: “Que me vele el paisaje de Viñales, la vega más lozana, la entrañable presencia de su valle…”, refiriéndose a la incomparable belleza del Valle de Viñales.

Artes Visuales
Pintura
Los paisajes verdes de Pinar del Río inspiraron a Domingo Ramos, el pintor del Valle. Su invaluable aporte pictórico a las artes cubanas, fue precisamente descubrir el Valle de Viñales en sus pinturas y hacerlo visible para Cuba y el mundo.

Por otra parte, Leovigildo González, pintor del Mural de la Prehistoria y discípulo del muralista mexicano Diego Rivera,el maestro Tiburcio Lorenzo, figuras como Pedro Pablo Oliva,Dausell Valdés, Ulises Bretaña, Nelo, Tamara Campos, Juan Carlos Rodríguez, Juan Suárez Blanco y Julio César Banasco Humberto Hernández (El Negro) adornan con lujo la plástica en Vueltabajo.

Pedro Pablo Oliva Rodríguez es hoy, considerado uno de los máximos exponentes de la pintura en el país. Su obra es de un estilo neoexpresionista, con un gran dominio del color y una paleta de gran diversidad cromática. En sus pinturas suele mostrar niños, animales y figuras fantásticas.

Fotografía
Los fotógrafos cubanos tienen el privilegio de contar con una de las obras más ricas de América Latina por la gran variedad de estilos expresivos y la alta calidad técnico-artístico-informativa. Ejemplo de ello es Arturo Montoto, pintor, grabador y fotógrafo cubano, nacido en Pinar del Río, en 1953. Es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Ha desarrollado una carrera artística con propuestas inteligentes y provocadoras y aunque ha cultivado con éxito varios géneros, en el caso de la pintura simplemente busca el modo para incitar en el observador a numerosas reflexiones ante la vida y el arte. Merecedor de varios reconocimientos, sus creaciones han ilustrado y han sido referenciadas en numerosas revistas y libros en varios países del mundo.

Artesanía
La Filial de Pinar del Río, del Fondo Cubano de Bienes Culturales expone una selección de muebles, cerámicas, textiles y obras en metal, entre otras propuestas de sus creadores. La provincia está representada por Jesús Carrete, del Proyecto Arte en Familia, en la manifestación de muebles; por Alejandro Blanco, Boris D. Herrera y Yosvany Díaz en varias artesanías; Daniel Robaina, en la manifestación de cerámica; Pedro Díaz y Yarilis Ríos en el calzado; Blanca Pérez con una muestra de muñequería; Ana M. Álvarez con una propuesta de textiles; Yoel Armas en la manifestación de metal y Sarah T. Vigil en la manifestación de misceláneas. Esta variedad ha hecho posible la participación en Ferias Nacionales como Arte para Mamá, que se edita cada año.

El proyecto “Pinar y su Arte”, nombre representativo de un emprendimiento colectivo que reúne a los grupos Márquez Loynaz, Colectivo MACUBA, grupo J. Garrido, Los Chapuserios y los artistas Osvaldo Jáuregui, Víctor Cuní y William Carlos Álvarez muestra excelencias principalmente en el género muebles y cerámicas.

Eventos
Pinar del Río lleno de festividades, es una promesa cultural para el visitante. En distintos momentos del año puede participar en eventos diversos. .Entre ellos se destacan “El Jolgorio” velada cultural que se desarrolla el 27 de noviembre de cada año, dedicada al importante cantautor pinareño Polo Montañés, unos de los exponentes más auténticos de la música tradicional campesina.

El Festival “Entre Mogotes” que arriba este año a su 4ta edición ofrece durante 3 días una muestra del producto cultural viñalero. Cuenta con exposiciones de artes plásticas, así como representaciones teatrales y de la danza.Asimismo, Viñales Moda, muestra lo mejor de la tradición del vestir en toda la región Vueltabajera, el Concurso Benito Hernández Cabrera, en Viñales, dedicado al Cantor del Valle, que reúne a repentistas y otros aficionados y los Carnavales Municipales, jornadas festivas semanales que se celebran en todos los municipios.

En la capital se desarrolla el Concurso Hermanos Loynaz, prestigioso evento en el que participan escritores cubanos, con libros inéditos en los géneros de: literatura infantil, narrativa y poesía.

La Feria Internacional del Libro, festín del intelecto que más acogida y atractivo tiene: tradición de este siglo con expo-ventas que demuestra las grandes inquietudes culturales del pueblo, desarrollada en el mes de marzo y el evento Anual Guarapachanga, de música y otras manifestaciones, auspiciado por la UNEAC y desarrollado en la ciudad de Pinar del Río. Por último, el Concurso Nacional de Canto Lecuona In Memoriam: auspiciado por la Compañía de Teatro Lírico Ernesto Lecuona tiene carácter bienal y es un homenaje al Maestro Lecuona considerado el compositor más importante de la historia musical y teatral cubana, fundador del Teatro Lírico Cubano, que tiene como sede el vetusto teatro José Jacinto Milanés de Pinar del Río.

Se une a tantas celebraciones el proyecto comunitario conocido como “El Patio de Pelegrín”, en Puerta de Golpe. Funciona desde su creación como un lugar, donde se conjugan las diferentes manifestaciones del arte, integrando este espacio a la comunidad: el tejido, el baile, la repostería, la enfermería, las artes plásticas, la literatura, la música y el medio ambiente, son algunas de las manifestaciones y oficios que pueden aprender o disfrutar tanto los niños como los adultos que se dan cita en este.

Danza
La agrupación músico danzaria Tambor Yuka, portadora de Origen Bantú, se localiza en el municipio de Pinar del Río, poblado de Guayabo. Es una de las más antiguas expresiones de este tipo en nuestro país; existe desde mediado del siglo XIX.

A finales del Siglo XVII y principios del XVIII llegaron a Pinar del Río desde el continente africano para trabajar como esclavos en plantaciones de caña y café, numeroso grupos pertenecientes a las etnias congas de origen Bantú, los que se establecieron en diferentes zonas. Se distingue entre ellas, la formación de una comunidad situada en el municipio cabecera, en la zona del Guayabo. Son herederos de una tradición músico danzaria conocida como la “Fiesta del Tambor Yuka” que se mantiene con bastante autenticidad hasta nuestros días. Es una fiesta donde se toma aguardiente y come cerdo asado sobre ramas, se baila, se canta. Recibe ese nombre por el grupo de tambores que se utiliza. Sus pasos son similares a la rumba .Estas fiestas tienen sus orígenes en los barracones y son practicadas por trabajadores de la tierra.

Fernando Ortiz, apuntó “En Cuba los congos bailaron Yuka y todavía resuenan sus toques por los campos, aun cuando van extinguiéndose”. En el Occidente del país todavía se baila en la zona del Guayabo y San Luis.

Teatro
En el centro de Pinar del Río, el teatro José Jacinto Milanés impacta al viajero quien se detiene a apreciar la majestuosidad de una preciada joya arquitectónica de la ciudad.

Marcado por su excelente acústica, el predominio del estilo neoclásico en su construcción muestra la autenticidad del arte lírico, dramático, danzario y musical en Pinar del Río. La visita de figuras reconocidas de la cultura cubana, como Rita Montaner, Bola de Nieve, Rosita Fornés, el Ballet Nacional de Cuba con la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso, Frank Fernández, Omara Portuondo y el Buena Vista Social Club, hacen del coliseo una pieza invaluable.

Su escenario fue la locación escogida por el cineasta cubano Enrique Pineda Barnet, para la filmación del popular largometraje La Bella del Alhambra, estrenado el 28 de diciembre de 1989 y basado en Canción de Rachel, obra del escritor Miguel Barnet.

La compañía de teatro lírico Ernesto Lecuona del territorio, lo mantiene como sitio permanente y los pinareños agradecen cada presentación como la primera. Los vueltabajeros lo eligen como opción nocturna, en tanto los visitantes foráneos disfrutan su magia e historia.

Se une a este, la sala teatro Virgilio Piñera, sede del Teatro de la Utopía inaugurado el 11 de julio de 2017. Otrora cine-teatro El Pionero, muestra, ahora una fachada sobria y hermosa y es un sitio para el intercambio con artistas del territorio y de otras provincias del país, donde no solo se crea teatro a nivel escénico, sino también se teoriza, se piensa y se logra un pensamiento teatral.

Arquitectura
El Palacio de Guasch o Museo de Historia Natural Tranquilino Sandalio de Noda, exponente de la arquitectura ecléctica se construyó en 1909. Edificado por el propio Guash constituye hoy, una obra orgullo de las actuales generaciones, de obligatoria visita para quienes viajan a Pinar del Río.

Otro exponente sin igual de la arquitectura de la ciudad es el vetusto teatro José Jacinto Milanés, de estilo neoclásico tardío, se comenzó a construir en 1845, siendo nombrado, Lope de Vega. En sus tablas, actuaron numerosas compañías de prestigio internacional a lo largo de su historia. En 1967 se realiza la reparación más grande de su historia; tras ocho años de esmerados trabajos, se reabre el 3 de octubre de 1975. Su sala-escenario — en la que se filmó la película La Bella del Alhambra — tiene como especial característica su acústica excepcional, los sugerentes decorados en madera y metal y la magnífica disposición de su lunetario en un solo bloque. Más tarde, vuelve a ser restaurado, reanudando servicios desde el 27 de diciembre de 2006. Posee también un patio de estilo sevillano con un sencillo escenario para café-concierto La Piscuala.

En simbiosis con la apacible naturaleza de la región de Pinar del Río, se levanta la Hacienda Cortina o Parque La Güira como uno de los más exóticos y fastuosos ejemplos arquitectónicos de nuestro país. Su antiguo dueño, el abogado José Manuel Cortina construyó la finca con espaciosos jardines, faroles de bronce, que iluminan pequeñas plazas rodeadas de bancos, copas, esculturas, estanques, fuentes y glorietas, circundados por árboles que marcan la ruta hacia su casa construida en 1924. Edificó las casas japonesas (1920) y chinas (1940). Se atesora allí, una importante colección de objetos y obras de arte que se convirtieron en exponente nacional de la civilización asiática. Erigió en los espacios abiertos, esculturas de mármol de carrara y bronce que recuerdan ninfas y diosas de las leyendas griegas. Las representaciones de construcciones medievales como la impresionante portada de la hacienda y su gran biodiversidad hacen que el visitante viva en un mundo de ficción.

Este sitio se encuentra al pie de la Cordillera de Guaniguanico y al este de la Sierra de los Órganos, en el tranquilo poblado: San Diego de los Baños, famoso desde el siglo XVIII por las propiedades benéficas de sus aguas. En la naturaleza que la rodea, propicio para la observación de aves, se han censado 61 especies, entre las que se destacan la Cartacuba, el Tocororo, el Zorzal.

Tradiciones y Costumbres
Pinar del Río es tierra de campesinos, gente humilde muy arraigada a sus raíces, que mantienen vigentes siglos de tradición expresados en los populares guateques, celebración típica de nuestros campos amenizada por las tonadas, décimas guajiras y controversias.

Cultura (otro texto)

Cultura
Pinar del Río atesora un acervo artístico que agradecen miles de visitantes, que a su paso por el corazón de la más occidental, desean enriquecer su estancia con pinceladas de la cultura local.
De la amplia cartelera a recomendar sobresalen dos propuestas: el Teatro José Jacinto Milanés y el Palacio Guasch o Museo de Historia Natural Tranquilino Sandalio de Noda, situados en la calle José Martí, arteria principal de la ciudad.

Teatro Milanés

Teatro José Jacinto Milanés, de estilo neoclásico tardío, con su acústica excepcional y sugerentes decorados en madera y metal, ha sido cómplice de la actuación de numerosas compañías de prestigio internacional a lo largo de su historia.

En su sala-escenario se filmó la película La Bella del Alhambra. Posee, además un patio de estilo sevillano con un sencillo escenario para café-concierto La Piscuala. Abre sus puertas de lunes a domingo, de 9.00 am a 5.00 pm. Se puede disfrutar de visitas especializadas, exclusivas y variados espectáculos.

Edificio emblemático de la ciudad, el Palacio de Guasch o Museo de Historia Natural Tranquilino Sandalio de Noda, edificado en 1909 por el propio Guash, invita a viajar por el estilo ecléctico y permite recorrer la hermosa naturaleza del occidente cubano; obra orgullo de las actuales generaciones.

El Museo Provincial de Historia, ubicado en lo que fue la sede del Gobierno Provincial, fue construido en 1874 y es una joya de la arquitectura neoclásica. Al decir de la poetisa Dulce María Loynaz en su última visita a Vueltabajo: “aquí se esconde la melodía natural más dulce de la ciudad”. Ofrece servicios de visita con guía especializado. Asimismo, el Museo de Arte de Pinar del Río (MAPRI) muestra obras de arte y espacios caracterizados, la Galería Municipal de Arte de Viñales exhibe obras de reconocidos artistas pinareños y la Casa Taller Pedro Pablo Oliva, situdo en la calle Alameda ofrece un espacio cultural y búsqueda de información especializada.

El Cine Teatro Praga, ofrece galas culturales, Sala 3D, galería de arte y exhibición de películas. La Casa de Cultura Pedro Junco, a la cabeza del Movimiento de artistas aficionados, invita a compartir espacios culturales y peñas.

Actividades y eventos en Pinar del Río
En Café Pinar se realiza la Matinée todos los domingos y actividades nocturnas; el Cabaret Rumayor, de jueves a domingo, de 8:00pm a 3:00am ofrece show de humoristas, agrupaciones, conciertos, matinée y música discoteca; la Sala Fiesta Hotel Pinar del Río dispone de espacios para la celebración de fiestas de cumpleaños, quince, bodas y eventos; la Sala Fiesta Villa Aguas Claras se presenta con un formato pequeño, ideal para fiestas de cumpleaños, quince, bodas y eventos; la Sitiera ofrece Espectáculos en vivo y descarga musical; la Piscuala deleita a los amantes del Café Concierto; el Patio del Decimista diseñado para Espectáculos tradicionales; el Centro Cultural Polo Montañéz con show nocturno y el Palenque de Los Cimarrones ofreciendo espectáculos de primer nivel y noches tradicionales.

La Feria Internacional del Libro se celebra en librerías de la ciudad, en colaboración con la Asociación Hermanos Saíz, UNEAC, Biblioteca Provincial y las Universidades. Es el festín del intelecto que más acogida y atractivo tiene: tradición de este siglo con expo-ventas que demuestra las grandes inquietudes culturales del pueblo. Se desarrolla en el mes de marzo y cuenta además con presentaciones de libros, pabellón infantil, evento teórico sobre el libro y el mundo editorial y la venta de aproximadamente 250 000 ejemplares de libros.

El Evento de Identidad Nosotros, auspiciado por la UNEAC y desarrollado en el mes de noviembre, reúne diversas manifestaciones del arte en la provincia y dedicado a Pedro Junco, por su inmortal obra “Nosotros”.

El Concurso Nacional de Canto Lecuona In Memoriam, promovido por la Compañía de Teatro Lírico Ernesto Lecuona tiene carácter bienal y es un homenaje al Maestro considerado el compositor más importante de la historia musical y teatral cubana, fundador del Teatro Lírico Cubano. La VIII edición será del 28 de noviembre al 3 de diciembre del 2017 y tendrá como sede el vetusto teatro José Jacinto Milanés de Pinar del Río.

El Encuentro Nacional de teatro de Pequeño Formato “ESPACIO VITAL”, con carácter bianual, es un espacio de encuentro para creadores y teóricos, cuenta con un programa artístico y un programa técnico con conferencias, presentaciones de libros, paneles, talleres a cargo de reconocidas figuras del ámbito escénico e intercambios con especialistas y críticos de arte.